Cómo Conservar los Ajos Frescos

Consejos para Conservar los Ajos

Si tienes la costumbre de adquirir los ajos en ristras, para que se conserven en buen estado y no se sequen hay que colgarlos cerca de la cocina. Esto hará que el vapor que salga de nuestras comidas impida los mantenga hidratados y no se sequen con rapidez.

Otra opción es pelar los ajos y meterlos dentro de una bolsa de plástico bien cerrada dentro del congelador. Para utilizarlos, solo tendrás que retirar la cantidad que desees y notarás que están como el mismo día en que se guardaron.

Si adquirimos cabezas sueltas, lo mas conveniente es colocarlas en un lugar seco, oscuro y ventilado, así evitaremos que comiencen a germinar.

Si decidimos conservar el ajo separando los dientes sin pelar, es conveniente guardarlos dentro de un recipiente con algunos orificios para permitir la ventilación.

La vieja costumbre de guardar los ajos en la heladera no es tan buena como creemos, la temperatura de allí dentro es de entre 5 y 15 grados, y ayuda a que broten más rápido.

Nota: Cuando coloquemos dientes de ajo dentro de un guiso solo para darle sabor y deseemos retirarlos sin inconvenientes, antes de echar los dientes pelados debemos atravesar un escarbadientes por el medio del diente. De esta manera, será más sencillo ubicarlos y retirarlos de la comida.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Conservar los Ajos Frescos, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

38 valoraciones. El 68% dice que es útil.