Cómo Preparar los distintos Puntos del Almíbar

Receta básica de almíbar

Siempre que preparemos almíbar, a no ser que la receta nos indique otras cantidades, hay que calcular una parte de agua por dos de azúcar. Se mezclan estos ingredientes en una olla y se lleva al fuego; se puede revolver cada tanto, pero en el momento que comience a hervir hay que dejar de remover, ya que la preparación se cristalizará.

El almíbar tiene una gran variedad de usos; en salsas, conservas, helados, merengues, licores, etc; pero dependiendo de la receta se obtendrán distintos puntos, los cuales es necesario conocer para que la apliquemos correctamente.

Los distintos puntos del almíbar que puedes lograr con esta receta son:

Almíbar liviano (primer punto)

Es cuando dejamos hervir el azúcar disuelta en el agua durante unos 5 minutos aproximadamente. También suele llamarse punto levadura.

¿Cómo saber cuando está listo?. Si sumergimos una espumadera, se forma una película fina que tapa los agujeros.

Hilo flojo (segundo punto)

El almíbar, a medida que lo cocinamos, va cambiando su textura. A este punto lo reconocemos al retirar un poco de almíbar con una cucharita; lo enfriamos un poquito, mojamos los dedos índice y pulgar y al juntarnos y separarlos, se forma una hebra fina que se corta enseguida.

Otra manera de reconocerlo es sacar una cucharada y volcar desde lo alto, hasta que al final el almíbar que cae forma un hilo que se corta y sube.

Hilo fuerte (tercer punto)

Realizamos la misma operación que en el almíbar anterior, pero esta vez el hilo no se corta de inmediato, es mas consistente, ya que el líquido es un poco mas espeso.

Si levantamos el almíbar con una cuchara y lo volcamos desde lo alto, al caer queda como una hebra que se sostiene sin romperse.

Bolita blanda (cuarto punto)

Si colocamos en una tacita con agua un poquito de almíbar se forma una bolita, que al momento de tocarla resulta blanda, y se le puede dar la forma que se desee con la yema de los dedos. Suele usarse para fondant o caramelos blandos.

Bolita dura (quinto punto)

Si repetimos el procedimiento anterior, la bolita que formaremos será mucho más dura; no se deformará, pero aún es moldeable. Se usa para caramelos duros.

Punto caramelo (sexto punto)

Con una cuchara, tomamos un poco de almíbar y vertemos sobre una superficie de mármol o parecida. Si la gota queda mas bien dura, es que ha alcanzado el punto, aunque no haya tomado color. Se debe retirar del fuego inmediatamente después de haber logrado el tono deseado y usarlo enseguida. Suele emplearse para pasteles, tartas y frutas cubiertas, también para bañar budineras o flaneras.

Consejos: Si comprobamos que el almíbar se nos ha pasado del punto que necesitamos, podremos solucionarlo agregando un poco de agua, para continuar cocinando hasta lograr el punto deseado nuevamente.

El almíbar para bañar bizcochos, savarines, capuchinas, etc., se emplea cuando aún está caliente. Los bizcochos o preparados que vayan a bañarse en ellos tampoco deben estar completamente fríos.

Cómo hacer frutillas en almíbar

Las frutillas en almíbar son un postre delicioso y muy fácil de preparar: además de la fruta, solo necesitas agua y azúcar.

Visita nuestro canal de videos o suscribite ahora!

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Preparar los distintos Puntos del Almíbar, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

313 valoraciones. El 96% dice que es útil.