Cómo colorear el Glasé

Dar color al glasé

El glasé recién elaborado es blanco, pero le podemos imprimir el color que deseemos con el simple agregado de colorante y de esa forma lograr una decoración realmente impactante a la vista de todos.

Consejos para colorear el glasé

Colores pasteles. Si deseamos colores claros o pasteles, bastará con añadir un poco de colorante vegetal en polvo o en pasta. Para ello tomamos una pizca con ayuda de un palillo y se la colocamos al glasé, para luego mezclar e integrarlo bien para formar un color parejo y homogéneo.

Si lo deseamos un poco mas oscuro, se le agrega un poco mas de colorante. No hay que olvidar, que al secarse, el glasé se oscurece un poco.

Colores fuertes. Si por el contrario deseamos colores bien oscuros o fuertes (rojo azul, negro, etc.) se colocar una cantidad un poco más grande que en el caso anterior de colorante y se deja descansar el glasé por 48 horas para lograr el color que se necesita.

Veteado. Si deseamos lograr un efecto “veteado”, solo le agregamos el colorante y apenas los mezclamos.

El glasé real es una especie de crema muy utilizada en repostería que, dependiendo de la consistencia del mismo, podemos utilizarlo para decorar tortas, pegar pastillaje, delinear dibujos, bañar alfajores o galletitas, etc.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo colorear el Glasé, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

53 valoraciones. El 89% dice que es útil.