Cómo Elegir y Limpiar los Riñones

Consejos para elegir y limpiar los riñones

Es importante saber elegir los riñones, para poder disfrutar así de todo su sabor y beneficios. Pero antes de utilizar los riñones en cualquier tipo de receta, debemos limpiarlos con mucho cuidado. Esta tarea hace pensar a muchas personas que es complicado y por ello no suelen utilizar este rico tipo de carne.

Pero nada mas alejado de la realidad, acá te vamos a presentar varios métodos, para que elijas el que mas se adapte a tus gustos y necesidades. De esta manera podrás comprobar que limpiarlos es una tarea fácil, y permitirá a tu familia disfrutar de exquisitas y nutritivas recetas.

Cómo elegir riñones

  • Al comprar los riñones, hay que preferir siempre aquellos de animal joven, ya que resultan mucho más tiernas y de sabor más delicado. A estos riñones los podemos identificar o diferenciar de los demás por su tamaño relativamente más pequeño y su color rosado amarronado.
  • El peso del riñón no suele superar los 250 gramos y se calcula, en estos casos, un riñón por cada comensal.
  • Actualmente los riñones suelen venderse sin la membrana que los recubre, pero esto es una ventaja solo en el caso de querer prepararlos a la sartén. Si los vamos a asar, lo mejor es adquirirlos con la membrana correspondiente.

Cómo limpiar los riñones

  • El objetivo es eliminar el primer líquido que suele soltar, ya sea por maceración o por precocción.
  • Si vamos a preparar riñones a la parrilla, no hace falta ningún tipo de tratamiento previo. Solo hay que dejarlos a fuego fuerte unos 5 minutos de cada lado y luego cortarlos en rebanadas de unos 2 cm de espesor, y así dejar escapar todo el jugo. Luego asarlos vuelta y vuelta y salarlos casi al final.
  • Si lo vamos a usar para otra preparación, debemos aplicar alguno de los siguientes métodos para limpiar los riñones.

Método 1
Retirar con las manos la membrana que los recubre, darlos vuelta y quitar con un cuchillo afilado toda la grasa posible. Luego se colocan dentro de un bol o fuente honda con agua fría y ½ taza de vinagre (de cualquier tipo). Se le agrega 2 o 3 hojas de laurel y dos cucharadas de sal gruesa.

Se los deja macerar durante 1 hora como mínimo. Por último se escurren y se utilizan de la forma en que se desee.

Método 2
Dar un hervor de 2 minutos partiendo de agua fría sin sal. Dejar enfriar, quitar la piel, la grasa y preparar la receta elegida.

Método 3
Quitar la telilla y la grasa, dejar macerar 1 hora con sal y jugo de limón o vinagre. Retirar todo el líquido que suelten y utilizar.

Método 4
Retirar la película, la grasa, cortar en láminas, salar y saltear de inmediato en aceite bien caliente. Escurrir los riñones en un colador y volver a saltear en otra sartén limpia, con un poco de aceite o manteca. A continuación prepararlos como la receta indique.

En cualquiera de los casos, hay que tener la precaución de cocinarlos muy poco, para que de esta forma nos resulten bien tiernos, sabrosos y jugosos.  Si los cocinamos de más quedarán duros y correosos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Elegir y Limpiar los Riñones, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

143 valoraciones. El 95% dice que es útil.