Cómo preparar Bombas Rellenas o Profiteroles

Bombas rellenas o profiteroles

Las bombas rellenas, conocidas también como profiteroles, son una verdadera delicia que no deben faltar en las mesas dulces de toda fiesta, o en la mesita ratona compartiendo con amigos una sabrosa merienda. Hoy aprenderemos a prepararlas en pasos muy simples, y veremos algunas alternativas para  rellenarlas y presentarlas.

Preparación de la masa de bombas rellenas

Para hacer la masa de bombas rellenas, necesitaremos sencillos ingredientes. Comenzamos por colocar en una olla de dimensiones medianas, una taza de agua a temperatura ambiente, con una cucharadita de sal y 70 gramos de manteca. Llevamos a fuego medio a suave, revolviendo para integrar, hasta que rompa el hervor. Cuando veamos que el líquido burbujea, incorporaremos de golpe una taza de harina común, revolviendo enérgicamente con una cuchara de madera, para evitar que se formen grumos y permita una correcta integración del sólido al líquido.

Se formará una pasta espesa, algo pegajosa, que debemos revolver sobre el fuego suave hasta que notemos que, al pasar la cuchara por el fondo, éste se deja ver, sin volverse a unir la masa. Cuando suceda, retiramos la olla del calor, y volcamos la preparación sobre un bol o la mesada fría, para cortar el proceso de cocción y dejarla entibiar, para una mejor manipulación.

Ya tibia la preparación, hacemos una forma de corona y agregamos 4 huevos, de a uno, a temperatura ambiente. Amasamos o batimos para ir incorporándolos, uno a la vez. La pasta resultante estará ahora lista para ser colocada en una manga grande, con la que haremos las bombas, bien separadas entre sí, sobre una placa rociada con aceite vegetal y enharinada, para evitar que se peguen.

Llevamos las bombas a un horno caliente hasta que se inflen (hasta 3 veces su tamaño), y luego, bajamos la temperatura a fuego mínimo, hasta que tomen un leve color dorado y se vean sequitas. Retiramos del horno y dejamos enfriar.

Relleno de las bombas rellenas

Podemos rellenar con pasta de chocolate, dulce de leche, crema pastelera o cualquier crema dulce, ayudándonos con una manga. También podemos hacer cremas con reducciones de jaleas, o cremas azucaradas reforzadas con licores para rellenar, y decorar con hilos de chocolate blanco, negro o mezclados. Podemos hacer bombas grandes, o pequeñísimas bombitas para comer de un bocado.

Para degustar de estas bombas rellenas o profiteroles, es mejor dejar que se enfríen bien, y así también se podrán apilar sobre el plato o una bandeja sin que se humedezcan por el vapor saliente.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo preparar Bombas Rellenas o Profiteroles, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

32 valoraciones. El 88% dice que es útil.