Cómo cocinar con Polenta

Recetas para cocinar Polenta

La polenta es un alimento muy antiguo en base a harina de maíz y que permite variados tipos de preparaciones, por lo que debe ser un elemento infaltable en nuestra alacena.

Este alimento nos permite combinarlo y acompañarlo con salsas, carnes, vegetales, además de poder elaborarlo en preparaciones tanto saladas como dulces. De esta manera, podemos crear sabores con contenido nutricional y para todos los gustos.

La polenta puede ayudarnos a hacer innovadores y apetitosos platos para diferentes momentos: entradas, plato principal, guarnición e incluso postre. A la vez, acepta diferentes tipo de cocción: hervida, al horno, frita, con leche, con caldo, etc.

Con esto, podemos asegurar que la polenta nos proporciona una gran versatilidad de platos, y en las siguientes recetas podremos apreciar todas las virtudes de este riquísimo y completo alimento. Hay una para cada momento.

Polenta frita (Guarnición o entrada)

Ingredientes:

  • 1 taza de polenta
  • 3 tazas de caldo de verdura
  • 1 taza de harina
  • Aceite, cantidad necesaria
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

Preparar la polenta en el caldo de verduras, comprobar el sabor y si es necesario, condimentar con un poco de sal y pimienta. No olvidemos que el caldo ya le proporciona algo de sabor.

Luego, verter la polenta en una fuente y extenderla de forma pareja para que quede de 1 cm de espesor, y dejar enfriar.

Cuando ya esté bien fría, cortar triángulos, cuadrados o medallones, pasarlos por harina y freír en aceite bien caliente.

Se puede servir como guarnición de algún tipo de carne o como entrada, en este caso se harán bocaditos más pequeños  y se sirven espolvoreados con orégano o queso a gusto.

Soufflé de polenta (Entrada o guarnición)

Ingredientes:

  • 1 taza de polenta 500 cc de leche
  • 1 taza de queso gruyere
  • 4 huevos
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada

Preparación:

En una olla colocar la leche con la manteca y llevar al fuego. Cuando hierva, condimentar y verter la polenta en forma de lluvia sin dejar de revolver, cocinar 1 minuto, retirar y dejar reposar 5 minutos.

Añadir entonces el queso y las 4 yemas.

En un bol, batir las claras a punto nieve y añadirlas a la preparación anterior con movimientos envolventes para que las claras no se bajen.

Enmantecar una cazuela para soufflé o cazuelitas individuales, y verter la preparación dentro hasta la ¾ partes de las mismas.

Cocinar a Baño María o en horno, a fuego moderado durante media hora.

Se puede servir como entrada tibia o como guarnición de alguna carne al horno.

Polenta con higaditos de pollo (Plato principal)

Ingredientes:

  • 4 tazas de polenta
  • 14 tazas de caldo
  • 100 grs. de manteca
  • 3 cebollas chicas
  • 2 cebollas de verdeo
  • Aceite
  • 5 hígados de pollo
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

Preparar la polenta en el caldo. Cuando esté lista, probar y condimentar con sal y pimienta. Si hiciera falta, agregar la mitad de la manteca.

Picar los dos tipos de cebolla y dorar en aceite caliente y con el resto de la manteca. Incorporar los hígados previamente picados y cocinar a fuego fuerte unos 5 minutos. Desglasar con el vino y condimentar.

Servir de manera individual, o en una fuente, la polenta con la salsa de hígados encima, y perejil picado espolvoreado.

Estos ingredientes rinden 6 a 8 porciones.

Tarta de manzana y polenta (Postre)

Ingredientes:

  • 90 grs. de polenta
  • ½ litro de leche
  • 50 grs. de manteca
  • 50 grs. de crema
  • 50 grs. de pasas de uva sin semilla
  • 4 manzanas ácidas (verdes)
  • Azúcar (para espolvorear)
  • Canela (optativo)

Preparación:

En una olla, colocar la leche, el azúcar, la manteca y mezclar. Llevar al fuego y cuando comience a hervir, añadir la polenta en forma de lluvia y sin dejar de revolver. Cuando esté lista, retirar del fuego e incorporar la crema y las pasas.

Verter la preparación en una tartera previamente enmantecada y disponer encima las manzanas peladas y cortadas en rodajas o fileteada, y espolvorear con azúcar y canela a gusto.

Llevar a horno moderado por media hora.

Se puede servir fría o tibia y acompañar con un copo de crema.

Nota: La polenta es una gran aliada para celíacos o personas que no pueden consumir alimentos con gluten.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cocinar con Polenta, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

57 valoraciones. El 98% dice que es útil.