Cómo hacer albóndigas de pollo

Albondigas de pollo

Las albóndigas son una delicia que acompaña una gran variedad de preparados, incluyendo granos, legumbres y salsas de todo tipo. Hoy aprenderemos a elaborar unas saludables y deliciosas albóndigas de pollo, adecuadas a todo gusto y para todas las edades.

Receta de albóndigas de pollo

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • Perejil picado
  • Albahaca en trozos
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de queso rallado
  • 3 cucharadas de avena instantánea
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cubo de caldo

Procedimiento

Para hacer las albóndigas de pollo, debes primero cocinar (en el método que prefieras: al vapor, a la olla o al horno) las pechugas de pollo. Ya cocidas y frescas, pon las pechugas en la procesadora o mixer manual, para desmenuzarlas.

Lleva las pechugas procesadas a un cuenco y agrega el perejil fresco picado, la albahaca en hojas (rompiéndolas a mano en trozos pequeños), y el diente de ajo picado finamente. Integra con tus manos o con una cuchara, y agrega el queso rallado, la avena instantánea, sal, pimienta, y el cubo de caldo entero. Vuelve a integrar todos los ingredientes, hasta formar una pasta homogénea.

Con las palmas de tus manos, forma bollos o bolas pequeñas, bien prolijas. La forma tradicional de preparar albóndigas es freír los bollos en aceite caliente y completar la cocción en salsas a la olla o en el horno, sobre una placa.

Hay muchas buenas ideas para preparar y servir las saludables albóndigas de pollo.Puedes luego hacerlas rodar por semillas (de sésamo, de amapolas, de mostaza) y hornearlas o cocinarlas en una olla de fondo grueso, de preferencia con superficie antiadherente y cuidando de no quemar o cocinar de más las semillas.

Si preparas un estofado de tomates, puedes sellar las albóndigas de pollo en aceite o mantequilla y finalizar la cocción dentro de la salsa de tomate, mientras la preparas. De esta forma, obtendrás albóndigas firmes por fuera, pero con un sabor bien integrado al del estofado y las verduras y vegetales de la receta elegida.

Las albóndigas de pollo son ideales para empanizar, sofreír y hornear para hacer pinchos para copetín, y también son deliciosas servidas con arroz blanco con queso rallado.Recuerda que puedes empanizarlas con una mezcla de pan rallado o rebozador fortificado con almidón de maíz para freír u hornear, y lograr una corteza bien crocante por fuera y una textura tierna por dentro. No dejes de cocinarlas por al menos diez minutos, pues es una receta que lleva huevos crudos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer albóndigas de pollo, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

11 valoraciones. El 82% dice que es útil.