Cómo congelar perejil

El perejil es una hierba de aroma especial para condimentar diversos platos. Eso sí, lo ideal es mantenerlo fresco y bien conservado. Para eso, te ofrecemos una guía sobre cómo congelar el perejil y disfrutarlo más y mejor.
3
Personas lo han compartido
96%
Valoraciones positivas
Cómo congelar perejil
"El perejil es una de las hierbas de uso culinario más difundido, apreciado y aprovechado en el mundo entero."

El perejil

El perejil es una de las hierbas de uso culinario más difundido, apreciado y aprovechado en el mundo entero. Al adquirir ramos de perejil fresco en las tiendas, debes darle una buena conservación, para evitar la pudrición y el desaprovechamiento de esta útil hierba. También, claro, puedes congelar el perejil para aprovecharlo por mucho más tiempo.

Si compras perejil en la estación, lo hallarás a mucho mejor precio, y en mejor estado de apariencia y sabor. Este es el momento adecuado para lavarlo a la perfección, retirar los cabos o los tallos con cuidado, y preparar el perejil para congelarlo.

Consejos para congelar el perejil

Puedes congelar las hojas enteras, o bien picarlo antes para guardarlo en el congelador ya picado, y listo para ser espolvoreado sobre las comidas. En cualquiera de los dos casos, escurre y sacude bien las hojas antes de congelarlas, pues si las guardas en el congelador con agua, esta hará cristales de hielo que luego se entremezclarán con el perejil a utilizar, minimizando su sabor e incluso arriesgando deteriorar la presentación que quieres lograr con este perejil fresco congelado.

Esta es una técnica muy útil para congelar perejil: comienza por lavar el perejil, siempre en agua fría, y retira los tallos. Corta o pica el perejil, o prepara en el formato deseado, aún si fuera en hojas enteras. Coloca el perejil sobre toallas de papel para secarlo a la perfección, y luego dale guarda en un frasco o contenedor plástico de cierre hermético. Las bolsas con cierre a presión son ideales para guardar perejil, ya que además. permiten retirar el aire, maximizando el espacio de guarda dentro del congelador.

Otra forma de conservar el perejil, aún en mejor estado, es lavar las hojas y cortarlas, según lo deseado, mientras se lleva agua a hervor. Cuando el agua hierva, bota allí los perejiles de a poco, sin que se encimen demasiado. Déjalo hervir por unos dos a tres minutos, y retíralos luego con una espumadera plana. Llévalos directamente hacia un contenedor con agua helada, para detener el proceso de cocción.

Luego, coloca el perejil en un colador, para escurrir el excedente de agua, y colócalo sobre toallas de papel, para secarlos a la perfección. Procura no encimar demasiado el perejil durante el secado. Cuando haya secado bien, déjalo caer dentro de contenedores de cierre hermético, como bolsas de cierre a presión, frascos de vidrio, contenedores plásticos de cierre hermético u otro. Puedes colocarlo todo dentro de un mismo contenedor, o dividir en porciones del tamaño de una cucharada sopera para optimizar su provecho. Así, siempre tendrás perejil con sabor fresco a tu disposición, aprovechando al máximo esta hierba en su mejor estación.

"Las bolsas con cierre a presión son ideales para guardar perejil."
Este artículo te fue útil?
46 valoraciones. El 96% dice que es útil.

Aquí finaliza el artículo Cómo congelar perejil.. Encuentra otros artículos de interés sobre los temas Gastronomía, o visita los siguientes artículos relacionados.

Compartir
Seguinos en...
Todo el sitio
Canal exclusivo
Cocina
Otros artículos de interés
Comentarios
Comohacerpara.com
Comentarios
Aún no hay comentarios escritos. Se el primero en comentar Cómo congelar perejil
Facebook
Contáctanos | Términos y condiciones
Cómo congelar perejil
El perejil es una hierba de aroma especial para condimentar diversos platos. Eso sí, lo ideal es mantenerlo fresco y bien conservado. Para eso, te ofrecemos una guía sobre cómo congelar el perejil y disfrutarlo más y mejor.