Cómo hacer postres sin horno

¿ Debes preparar el postre y no te funciona el horno? ¿Hace demasiado calor para encenderlo? Pues paciencia, que hay buenas formas prácticas de preparar postres sin recurrir a fuentes de calor.

En el mercado y en las góndolas del supermercado podrás hallar postres de preparación sin horno. Mezclas los ingredientes según las indicaciones, y los llevas a la nevera, hasta el momento de consumir. De este modo puedes preparar tartas, mousses, postres, pudines y muchos más. Pero hoy aprenderemos dos buenas recetas caseras para hacer postres sin horno: son dos deliciosas propuestas para estar siempre lista, en pocos minutos, y libre del horno y sus complicaciones.

Puedes hacer una deliciosa tarta dulce usando algunos ingredientes que tengas en tu hogar, como galletas dulces y manteca. Una buena tarta lleva una masa, un relleno, y un tope.

Para hacer la masa, muele en un mortero (o con las manos) galletas dulces, de vainilla, de chocolate, de coco o del sabor deseado, según los rellenos y topes disponibles. Ya bien molidas las galletas, mézclalas con manteca o mantequilla a temperatura de ambiente, formando una masa algo seca, que puedes acomodar con las manos o con una cuchara dentro de un molde. Presiona bien para compactar, y lleva a la nevera para que solidifique.

Aparte, prepara el relleno. Puedes usar cremas, frutas y mermeladas. Lo que tengas. Coloca una generosa capa de mermelada de frutas sobre la masa ya fría. También puedes colocar algunas rodajas de banana sobre la masa, y cubrir con una deliciosa capa de dulce de leche o de manjar de leche. Coloca el relleno que desees.

Luego, el tope. Con nuestro propósito de no encender el horno, simplemente utilizaremos líquidos (zumos de fruta, por ejemplo), queso crema o queso blanco para preparados más livianos, y también frutas secas molidas. Puedes mezclar coco rallado, nueces picadas y unas gotas de licor para humectar y esparcir por sobre el relleno.

Otra opción es colocar queso blanco con ralladura de naranjas, y también mermeladas mezcladas con queso blanco o solas para un topping ideal, bien brillante y sabroso.

Pero si quieres hacer un postre aún más sencillo, o quizás algo para picar a la hora del té, también puedes dejar de lado el horno y preparar estas deliciosas galletas.

Comienza por retirar la manteca o la mantequilla de la heladera, dejándola tomar la temperatura del ambiente. Pica y tritura algunos dátiles, frutas desecadas, frutas secas (almendras, nueces y las que prefieras), algunas bayas secas si las tuvieras, semillas (de girasol peladas, de sésamo, de amapola), y mezcla estos secos con canela en polvo. Agrega luego, si quieres, esencia de almendras o esencia de vainillas, para aromatizar.

Lleva la mezcla a la procesadora, o mezcla a mano con la cantidad de mantequilla necesaria para formar una masa que se pueda modelar. Si quieres, agrega chocolate en polvo para hacer galletas de chocolate, o incluso divide la masa en dos haciendo de chocolate y naturales en la misma tanda.

Toma un trozo de papel film o papel manteca y ponla sobre la mesa. Coloca la masa, y enrolla el papel para darle forma de tubo. Recuerda que si tomas el film por los laterales y lo haces girar sobre la mesa, podrás hacer un tubo muy prolijo. Lleva a la nevera.

Cuando la mantequilla solidifique, puedes cortar las galletitas. También puedes hacer simples bolitas, en lugar de galletas. Hazlas rodar por azúcar glass o blanco, o también por semillas, para decorarlas. Luego, sirve y disfruta.

Cualquiera de estas opciones para hacer postres sin horno serán una opción ideal, no sólo para después de cenar o almorzar, sino también para la merienda o desayuno.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer postres sin horno, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

8 valoraciones. El 88% dice que es útil.