Cómo servir las ensaladas de manera original

Cómo presentar las ensaladas

En nuestro portal siempre buscamos maneras creativas de hacer las cosas cotidianas, y servir las ensaladas no es una excepción: hoy veremos algunas formas creativas, originales y especiales, de acompañar nuestros platillos fuertes, con deliciosas ensaladas que, presentadas de este modo, serán aún más apreciadas.

En las mesas formales y las completas mesas familiares de antaño, la ensalada nunca acompañaba al plato principal en el mismo contenedor. En cambio, se disponía un plato en forma de semi círculo (una "media luna") que se colocaba junto al plato, siguiendo su forma. De este modo, la ensalada quedaba al alcance, pero sin mezclarse con las carnes, las pastas o la comida principal, generalmente caliente.

Hoy podemos servir ensaladas como una entrada, e incluso como un plato principal, si preparamos una ensalada completa con vegetales, frutas, panificados, semillas y hasta carnes o pastas, además de quesos y fiambres. También puedes servirla en un plato auxiliar o en un plato de entrada, pero dándole un toque especial, como siempre buscamos hacer.

Ensaladas en platos comestibles

Una de las ideas más apreciadas es servir las ensaladas, tanto las frías como las tibias, en platos comestibles. Puedes preparar estos platos con anticipación, en la cantidad y en el tamaño deseados. Simplemente haz una masa de pan básico sin levadura, amasa, y forra con ella un contenedor del tamaño y la forma deseados. Luego hornea, y reserva para servir en ensaladeras comestibles.

También puedes servir las ensaladas sobre hojas verdes u hojas de coles, como de repollo blanco y rojo, u otras, a tu gusto. ¿Cómo? Prepara la ensalada en un recipiente y, a la hora de comer, coloca una gran hoja verde, bien llamativa, al centro del plato. Puedes conservar las hojas dentro de agua bien fría, para que se mantengan en mejor estado y apariencia para la cena. Eso sí: escúrrela antes de colocarla en el plato, para evitar que la hoja se deslice. Un gran truco es "pegar" la hoja al centro del plato con un poco de mayonesa, de salsa, o de otro condimento en pasta.

Ensaladas sobre frutas

Las frutas son también ideales para servir las ensaladas. Ya sean mitades ahuecadas de grandes sandías, melones y zapallos de todo tipo y variedad. Pero también puedes servir una porción más limitada de ensalada, dentro de una mitad ahuecada de naranja o de pomelo, e incluso dentro de una manzana verde ahuecada y rociada con zumo de limón.

Pero no sólo puedes utilizar alimentos para servir ensaladas de modo original. Otras ideas son, por ejemplo, dar un uso diferente a diversas piezas de vajilla, y causar un gran impacto a la hora de servir tus ensaladas fías y tibias.

Puedes usar bellas tazas de té, o compoteras de postres. También, si tienes copas de gran tamaño (las de margarita y las de Martini son ideales), puedes servir las ensaladas de este modo, decorando toda la mesa con ello. No olvides decorar la copa con una rodaja de limón, como si se tratara de un refrescante cóctel apetitoso.

Ensaladas en platos comestibles

Una de las ideas más apreciadas es servir las ensaladas, tanto las frías como las tibias, en platos comestibles. Puedes preparar estos platos con anticipación, en la cantidad y en el tamaño deseados. Simplemente haz una masa de pan básico sin levadura, amasa, y forra con ella un contenedor del tamaño y la forma deseados. Luego hornea, y reserva para servir en ensaladeras comestibles.

También puedes servir las ensaladas sobre hojas verdes u hojas de coles, como de repollo blanco y rojo, u otras, a tu gusto. ¿Cómo? Prepara la ensalada en un recipiente y, a la hora de comer, coloca una gran hoja verde, bien llamativa, al centro del plato. Puedes conservar las hojas dentro de agua bien fría, para que se mantengan en mejor estado y apariencia para la cena. Eso sí: escúrrela antes de colocarla en el plato, para evitar que la hoja se deslice. Un gran truco es "pegar" la hoja al centro del plato con un poco de mayonesa, de salsa, o de otro condimento en pasta.

Ensaladas sobre frutas

Las frutas son también ideales para servir las ensaladas. Ya sean mitades ahuecadas de grandes sandías, melones y zapallos de todo tipo y variedad. Pero también puedes servir una porción más limitada de ensalada, dentro de una mitad ahuecada de naranja o de pomelo, e incluso dentro de una manzana verde ahuecada y rociada con zumo de limón.

Pero no sólo puedes utilizar alimentos para servir ensaladas de modo original. Otras ideas son, por ejemplo, dar un uso diferente a diversas piezas de vajilla, y causar un gran impacto a la hora de servir tus ensaladas fías y tibias.

Puedes usar bellas tazas de té, o compoteras de postres. También, si tienes copas de gran tamaño (las de margarita y las de Martini son ideales), puedes servir las ensaladas de este modo, decorando toda la mesa con ello. No olvides decorar la copa con una rodaja de limón, como si se tratara de un refrescante cóctel apetitoso.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo servir las ensaladas de manera original, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

5 valoraciones. El 60% dice que es útil.