Cómo hacer Mantequilla Casera

Receta Simple para hacer Manteca Casera

La manteca o mantequilla es una verdadera delicia. Ya sea untada sobre una tostada, acompañando sándwiches dulces y salados por igual, o ayudándonos a lograr panquecas flexibles y deliciosas, la mantequilla se integra a amasados, pastas, y platillos dulces o salados de manera magistral.

En franco homenaje a este gran invento culinario, hoy aprenderemos a elaborar en casa, y usando lo que tenemos en la heladera, una deliciosa mantequilla natural, para deleitarnos en familia y maravillarnos por la variedad de sabores de esta simple y espléndida preparación.

Ingredientes para hacer mantequilla casera

Para preparar mantequilla o manteca casera necesitas un ingrediente que quizás ya tienes en tu nevera: crema de leche. Usarás la cantidad que prefieras, que definirá la cantidad que quieras hacer. Si lo prefieres, usa crema de leche descremada. Es importante que esté a temperatura de ambiente.
También necesitaremos sal, y nada más que eso. Luego, puedes saborizar con hierbas frescas o secas de tu preferencia.

En cuanto a los utensilios, busca un frasco grande, una cuchara, y el grifo con agua corriente. Para una labor mucho más sencilla, puedes usar la batidora fija (la que tiene un bol contenedor).

Preparación de la mantequilla casera

Coloca la crema de leche en el tazón de la batidora de pie, o dentro del frasco grande con una tapa que tenga buen cierre, sin superar la mitad de su capacidad. Luego, comienza a batir o a agitar el frasco vigorosamente, por unos 10 a 15 minutos, o más. Si la crema está a temperatura de ambiente, el batido será más corto y sencillo.

Notarás que hay un líquido blancuzco que se desprende de la crema, conforme va adquiriendo una textura más firme. Este líquido es el suero, y con el puedes crear otras preparaciones, como requesón casero. Para hacer la mantequilla casera no lo necesitaremos. Abre el frasco (o retira el bol de la batidora de pie) y vierte con cuidado el suero, descartándolo. Sigue batiendo o removiendo con una cuchara, para facilitar que se elimine la mayor cantidad posible de líquido.

Agrega apenas una pizca de sal, marina o común, según tu preferencia, y bate un poco más. Luego, vamos a hacer correr agua por la 'mantequilla casera' (que ya debe tener una buena textura) para facilitar la eliminación del suero restante. Puedes colocar en un tamiz fino para facilitar el procedimiento. La manteca estará lista cuando el líquido salga cristalino, habiendo ya eliminado todo el suero.

En este punto prueba el preparado para corregir la sal, y agrega las especias, los polvos o lo que prefieras para saborizar.

Cómo saborizar la mantequillla casera

  • Para dar un sabor especial a la manteca casera que acabas de elaborar, puedes agregar hierbas frescas bien picadas, como tomillo, albahaca, ciboulette y otras.
  • Otra opción es usar hierbas secas, o ají seco y pimienta para una mantequilla bien picante.
  • Añade polvos saborizantes, como caldos o "lluvias de sabor", o también el polvo de las sopas deshidratadas. Esto dará una textura más firme y un sabor inigualable a tu mantequilla casera.
  • También puedes agregar aceitunas (olivas) picadas, fiambres bien picados, e incluso pastas de granos, como garbanzos, cacahuates o hasta chispas de chocolate.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer Mantequilla Casera, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

38 valoraciones. El 89% dice que es útil.