Cómo hacer Paté de Hígado de Pollo

Receta para hacer paté de pollo

Hoy aprenderemos a hacer, en casa y con gran sencillez, una delicia que podemos convidar a nuestros invitados en cualquier reunión. Se trata de un paté de hígado de pollo muy fácil de preparar, que podemos condimentar a gusto y disponer como aperitivo, untado en tostaditas pequeñas y bien crocantes, o para degustar en la comida, acompañando cortes de carne especiales.

Ingredientes necesarios

Para preparar este delicioso paté de hígado de pollo necesitarás 450 gramos de hígados de pollo bien frescos, 50 gramos de mantequilla, 350 gramos de grasa de cerdo o de tocino, 2 huevos enteros, una ramita o una cucharada de tomillo seco (aunque fresco es más sabroso), una hoja de laurel, sal, pimienta y nuez moscada a gusto, y medio vasito de vino blanco seco, que bien puedes reemplazar por dos generosas cucharadas de coñac.

Cómo preparar el paté de pollo

Comienza por limpiar y preparar los hígados de pollo que, en fresco, poseen una película delgada que los recubre. Retira esta película algo gelatinosa, retira las zonas que se vieran defectuosas (de otro color), y sofríe en la mantequilla derretida por unos cinco minutos, junto con la hoja de laurel y el tomillo. Mantén un fuego lento a moderado, para sellar los hígados sin cocerlos demasiado. A media cocción, sazona con sal y pimienta al gusto.

Los hígados, en su punto justo de cocción, quedarán rosados en el centro. Cuando calcules la cocción, puedes cortar uno de los hígados para ir corroborando su color y momento justo de retirar del fuego y dejar enfriar.

Al retirar los hígados, conserva la mantequilla y las especias en la sartén. Allí mismo coloca el coñac o el vino blanco, y deja en fuego bajo hasta que la preparación se reduzca y condense.

Aparte, cuando los hígados ya se hayan enfriado bien, córtalos y pícalos bien pequeños. Si quieres hacer un paté con un picor especial, agrega un diente fresco de ajo machacado. Puedes llevar a la procesadora, para facilitar la preparación. Lentamente, ve agregando la reducción del vino de la sartén, aún caliente aunque no en hervor. Agrega, de a uno, los huevos y la nuez moscada. Continúa mezclando en la procesadora o a mano.

Cuando el preparado se vea ya uniforme, colócalo en un molde para horno. Puedes usar uno de formas decorativas, o bien en moldes de panes simples. En una sartén pequeña, lleva la grasa de cerdo a fuego muy lento, para derretirla. Con una cuchara humedecida en agua, ve emparejando la superficie de la preparación con el dorso de la cuchara. Cuando tengas ya una superficie bien pareja y lisa, agrega la grasa de tocino derretida por encima, y coloca el molde dentro de otro molde con agua, para llevar al horno en una cocción de baño María (también puedes hacer en las hornallas). La cocción será de 20 a 30 minutos, en un horno a fuego moderado.

Deja estacionar

Aunque puedes consumir el paté luego de su cocción, cuando ya haya enfriado, te recomendamos taparlo con papel film de cocina y conservarlo en la nevera (o en un sitio fresco) por unos 3 o 4 días antes de consumir, para intensificar sus sabores.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer Paté de Hígado de Pollo, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

32 valoraciones. El 84% dice que es útil.