Cómo preparar compota de manzanas

Usos de la compota de manzanas

La compota de manzanas es tan simple de preparar que la convierte en un postre casero ideal.

Dependiendo del gusto de los comensales, se le puede añadir a los ingredientes básicos un poco de canela, vainilla e inclusive un chorrito de algún licor para modificar un poco el sabor.

Si bien este manjar se suele tomar directamente como un postre, también sirve como acompañante de otros platos, por ejemplo, con bochas de helado, crepes, etc. Además, es ideal como compañera de carnes asadas.

La compota de manzana también es un excelente alimento para los bebés, sobre todo para aquellos que aún no tienen dientes por ser muy suave y blanda. También es recomendada en los casos de diarrea, por su alto contenido en fibras.

Cómo hacer compota de manzanas

Ahora que ya sabemos un poco más sobre el valor de este plato, con esta receta deleitaremos a todos.

Ingredientes:

1 kg de manzanas.
150 gr de azúcar.
250 cc de agua.
1 chorrito de esencia de vainilla.

Preparación:

  • Pelar las manzanas, cortarlas en cuartos y sacarles las semillas.
  • En una olla colocar el agua, el azúcar, la vainilla y poner sobre el fuego hasta que se forme un almíbar.
  • Añadir las manzanas y dejar cocinar a fuego lento hasta que el almíbar se reduzca.
  • Servir fría o tibia.

La compota de manzanas tibia es un exquisito acompañamiento como salsa para helados.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo preparar compota de manzanas, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

210 valoraciones. El 89% dice que es útil.