Cómo hacer milanesas de berenjena

Receta de milanesas de berenjena

La berenjena es una de las frutas que solemos categorizar como vegetales, y es también uno de los más versátiles ingredientes en nuestras cocinas. Podemos asarlas, procesarlas, sofreírlas, cocerlas, hornearlas, en una infinidad de variantes. Hoy aprenderemos a elaborar una de estas opciones: saludables, nutritivas, y sumamente deliciosas milanesas de berenjenas.

¿Milanesas de berenjena al horno o fritas?

La berenjena es, en su textura, más bien esponjosa. Por eso, aunque las milanesas suelen ser siempre más ricas fritas, en la berenjena se da un caso especial. Si las fríes su carne esponjosa absorbe demasiado aceite, quedando milanesas pesadas y poco saludables. En lugar de ello, preferimos el método de cocción al horno, con el que quedarán igual de crocantes y crujientes por fuera, y cremosas por dentro.

Cómo hacer milanesas de berenjena al horno

Comienza por disponer de todos tus materiales e ingredientes sobre la mesada. Prepara la fuente de horno, agregando un poco de aceite vegetal en aerosol o en líquido, esparciéndolo con una servilleta. En la mesa debes tener la tabla de picar, un cuchillo de buen filo, salero de cocina, pimentero, y las hierbas o especias que quieres agregar. En tres platos o tres contenedores, coloca harina común, en otro uno o dos huevos batidos (según la cantidad, puedes condimentarlo con alguna hierba aromática de tu preferencia) y en el último coloca rebozador o pan rallado. Ahora enciende el horno a una temperatura media a alta, para que se caliente mientras preparas las milanesas.

Lava bien las berenjenas, y luego déjalas secar un poco. Con un cuchillo de buen filo o con un pelador de papas, retira su cáscara por completo, apresurándote en ello, pues las berenjenas se oxidan rápidamente. Ya peladas, retira ambos extremos, para dejarlos bien planos, y corta rebanadas de no menos de 1,5 centímetros de ancho, para unas milanesas bien gruesas y sabrosas. Colócalas en la tabla de picar, y condimenta con sal, pimienta, y la especia elegida por ambos lados. Puedes ir apilándolas para evitar que se oxiden.

Ahora viene el empanizado. Coloca de a una las rebanadas de berenjena primero en la harina, cubriéndolas por ambas caras y contornos, luego por el huevo batido, y finalmente por el pan rallado o el rebozador. Colócalas en la placa de horno, y sigue trabajando en esta secuencia hasta tener todas las milanesas de berenjena empanizadas.

Antes de meter la placa al horno, rocía las milanesas con un hilo de aceite, para lograr un empanizado más crocante. Lleva al horno por unos 10 a 12 minutos, y voltea para terminar la cocción de manera bien pareja. Al voltearlas, puedes agregar salsa de tomate y queso para milanesas a la napolitana, o simplemente queso cremoso para unas milanesas más especiales.

Sirve las milanesas bien calientes, acompañadas de una ensalada fresca y liviana. Un menú especial, delicioso, y completamente saludable del gusto de grandes y chicos por igual.

Otra Receta con berenjenas en Video

Visita nuestro canal de videos o suscribite ahora!

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer milanesas de berenjena, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

741 valoraciones. El 98% dice que es útil.