Cómo hacer Facturas Caseras

Receta para hacer facturas caseras

Las facturas dulces, esponjosas y humeantes del calor del horno, son una imagen de infancia, de cocina de abuela y de sabor de hogar. Aunque hoy es más convencional comprarlas en una panificadora o panadería, prepararlas de manera casera y tradicional no sólo las hará más especiales, sino que también perfumará tu cocina y todo tu hogar con estos recuerdos imborrables y tan bellos de la infancia.

Ingredientes para tus facturas caseras

Para preparar unas 24 facturas caseras rellenas necesitarás:

1 kilogramo de harina
400 cc de agua apenas tibia
50 gramos de levadura fresca (un cubito)
150 gramos de azúcar blanco común
1 cucharada de sal fina
3 huevos
400 gramos de mantequilla (para el empaste)

Y luego, claro, necesitas el relleno que quieras agregar: chocolate alivianado con crema y mantequilla, dulce de leche o manjar, pulpas de frutas o frutas confitadas, jaleas y mermeladas, crema pastelera o lo que prefieras, incluyendo especias aromáticas (como la canela) y azúcar glass para espolvorear por encima, o glasé. También necesitarás un huevo batido para pintarlas antes de hornear, para lograr facturas doradas y brillantes, ideales.

Preparación de las facturas caseras

Comienza por hacer el fermento, desgranando la levadura fresca en un contenedor alto o espacioso y disolviéndola en un poco de agua tibia, agregando a esto 200 gramos de harina. Mezcla bien, cubre y deja que la levadura se active y crezca por 15 o 20 minutos. Mientras tanto, deja la mantequilla al aire libre, para que se ablande a punto pomada.

Pasado este tiempo, coloca en forma de corona, en la mesada, la harina, el azúcar y la sal, mézclalos un poco y vuelve a formar la corona, y agrega al centro los huevos y el resto del agua tibia. Comienza a integrar, y luego agrega el fermento de la levadura. Integra todo y comienza a amasar, para lograr una masa homogénea y lisa, fácil de manejar. Amasa por unos 15 a 20 minutos, golpeando para desgasificarla. Luego déjala reposar, cubierta, por unos 10 a 15 minutos.

A continuación, estira la masa con el palote, dejándola en 1 a 1,5 centímetros de alto. Comienza a colocar la mantequilla sobre toda la masa estirada, para facilitar la integración. Quedará una capa generosa de mantequilla.

Dobla la masa en tres sectores, llevando primero un tercio hacia el centro y luego el otro lateral hacia el centro. Deja descansar en la nevera, luego retira y vuelve a repetir el doblado, esta vez desde lo que antes hubiera sido los extremos superior e inferior. Vuelve a descansar 20 minutos en la nevera (siempre cubriéndola) y repite el doblado dos a tres veces más, estirando antes de cada doblez y haciendo las tres capas en cada oportunidad. Finalmente, descansa en la nevera 20 minutos y comienza a hacer las formas.

Para hacer sacramentos (vigilantes) y medialunas (croissants) debes cortar triángulos, estirar la punta hacia delante y comenzar a enrollar desde la base, colocando allí el relleno. Puedes dejarlas rectas o doblarlas para formar las medialunas. También puedes formar paquetes, rellenándolos y dejándolos abiertos o cerrados, o bien encimar dos cortes a modo de alfajor. Otra opción es cortar cuadrados, rellenarlos al centro y cortar sus esquinas en diagonal, para inclinarlas y hacer así molinos.

Deja descansar unos minutos, pincela con el huevo batido, y hornea a 190°C por unos 20 minutos. Al retirar del horno puedes pincelar con almíbar liviano, para dejarlas aún más vistosas.

Foto: Mushii - Vía Wikimedia

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer Facturas Caseras, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

138 valoraciones. El 94% dice que es útil.