Cómo hacer Medialunas Caseras

Receta para preparar medialunas caseras

Las medialunas calentitas que vienen saliendo del horno, aún humeantes con un delicioso almíbar liviano por encima, son uno de los retratos de mediatardes y meriendas preferidas por niños y grandes. Y, en lo que respecta a las medialunas (croissants), las de mantequilla dulces son las reinas indiscutidas. En esta nota aprenderemos a prepararlas caseras, deliciosas y simples.

Ingredientes

Para preparar unas 30 medialunas necesitas:

5 tazas de harina
1 cucharadita de sal fina
Media taza de azúcar blanco común
150 gramos de mantequilla
3 huevos enteros
30 gramos de levadura de cerveza fresca
Media taza de leche
1 cucharadita de miel o melaza (para hacerlas aún más húmedas y deliciosas).

Cómo hacer medialunas caseras de manteca

En un bol espacioso o alto, desgrana la levadura fresca y agrega la leche tibia. Incorpora 1 cucharadita de azúcar y otra de harina, para mezclarlas bien, tapar y dejar leudar, formando así la esponja leudante. Dependiendo de la temperatura de la cocina (o del día), puede tomar de 15 a 30 minutos en elevarse tres veces el alto de la cantidad original, formando una masa acuosa. Reserva mientras preparas el siguiente paso.

En la mesada, o bien en un contenedor bien grande, coloca la harina, la sal y el azúcar, y mézclalos bien para repartir. Aparte, en un contenedor, coloca la manteca ya derretida, y mézclala con los huevos enteros y la miel, para hacer el líquido de la masa.

Con los ingredientes secos forma una corona en la mesada (como un círculo o una dona) o en el elemento donde amasarás, y coloca los húmedos al centro. También agrega la esponja de la levadura, y comienza a amasar con las manos, para integrar bien y darle la temperatura de tu cuerpo. Es mejor, incluso, amasar sobre una superficie de madera en lugar de sobre la piedra o el granito, para que la masa reciba más temperatura y leude más abundantemente.

Ya lograda una masa homogénea y suave, cubre con un plástico o un elemento (para que no reciba aire) y deja leudar por media hora, aproximadamente, más si el día está fresco. Ten en cuenta que la masa duplicará (o más) su tamaño, así que dale suficiente espacio.

La masa habrá leudado lo suficiente cuando insertemos en ella un dedo y conserve la hendidura, sin volver a cerrarse.

En este momento, espolvoreamos harina en la mesada, si hiciera falta, y estiramos la masa con el palote, en una altura de un centímetro, aproximadamente. Con un cuchillo o elemento afilado corta triángulos de unos 15 cm a 20 centímetros en la base, dependiendo del tamaño que quieras dar a las medialunas.

Toma uno de estos triángulos, con la base hacia tu cuerpo, y estira la punta para alargarla casi desproporcionadamente. Comienza a enrollar desde la base, prolijamente y sin presionar demasiado, hasta lograr un sacramento o vigilante. Podrías hornear así, pero para darle la forma de medialuna has de llevar los extremos laterales hacia delante, dando la forma característica. Ve colocando las medialunas en una placa de horno enmantecada y ennharinada, o limpia si tuvieses placa antiadherente o silicona de hornear. Deja leudar, cubiertas, por media hora más, mientras el horno se precalienta a temperatura moderada-alta.

El horneado será de unos 8 a diez minutos, que nos da tiempo suficiente de preparar un almíbar suave con el que pincelaremos estas medialunas caseras ni bien salgan del horno, y luego nuevamente justo antes de servir, para que queden brillantes y más que sabrosas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer Medialunas Caseras, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

420 valoraciones. El 97% dice que es útil.